Crema de contrastes

Cremas y Sopas

Esta es una receta hecha con amor. Con amor de madre.

Reconozco que cuando era pequeña la crema de calabaza me horrorizaba…. podía quedarme horas en la cocina con el bol delante sin apenas probarla. Y sí, la he desayunado varias veces por no habérmela terminado para cenar…

Pero una aprende con el tiempo y ahora … ME ENCANTA. Y esta crema aún más. Yo creo que es la combinación ingeniosa de ingredientes y, me atrevería a decir que, esta receta lleva el sello de mi madre con el toque de jengibre. Éste es un ingrediente que le encanta y lo pone siempre que puede. Por eso, todos los platos con jengibre me recuerdan a ella.

Y es que un día decidió (o escuchó) que la combinación de manzana, jengibre y calabaza podía ser buena. La probo y nos encantó el contraste de los 3 ingredientes en una misma crema. Es por eso que quiero compartirla con vosotros porque es una crema I-N-C-R-E-I-B-L-E tan increíble como mi madre👩‍👧❤️

INGREDIENTES:

  • 1 Calabaza (tipo violín)
  • 1 puerro
  • 1 manzana golden grande o 2 pequeñas
  • Jengibre fresco
  • Agua
  • Sal
  • Pimienta al gusto

PREPARACIÓN:

  1. Pelar todos los ingredientes
  2. Añadir los ingredientes en una olla junto con agua (no tiene que cubrir) y cocer unos 25 min.
  3. Si ves que te queda muy espesa puedes añadir más agua (en casa nos gusta más espesita por eso no ponemos tanta agua)
  4. Triturar y añadir sal, pimienta y jengibre fresco rallado al gusto.
  5. Servir con semillas encima (si quieres) y disfrutar.

¿Fácil eh? 🧡🎃

Si la cocinas no dudes en mencionarme, me haría mucha ilusión saber que has sorprendido a tus comensales con esta súper crema 🧡🤗

Gazpacho Salad

Ensaladas

Todos sabemos en que en verano es tiempo de tomates y, no hace falta decir que, el gazpacho es el plato estrella 🍅❤️

Es por eso que hoy he decidido innovar un poco la receta de gazpacho y, en vez de batir todos los ingredientes, los añadiremos en una deliciosa ensalada muy fresquita y diferente pero igual de deliciosa que un sabrosísimo gazpacho 🥗

INGREDIENTES:

  • Pepino
  • Cebolla
  • Tomates de colores y formas variadas
  • Ajo
  • Uva verde (en este caso es un ingrediente y especial que le da un toque dulce y delicioso al plato)
  • Menta fresca
  • Comino
  • AOVE
  • Sal
  • Pimienta
  • Vinagre de manzana
  • Picatostes

PROCEDIMIENTO:

  • Picar todos los ingredientes (el pepino a cuartos, la cebolla a láminas, los tomates a cuartos o a láminas dependiendo del tamaño. Picar finamente el ajo y la uva por la mitad) y mezclar todo en un bol
  • Aliñar con menta fresca picada, AOVE, vinagre de manzana, sal, pimienta y comino.
  • Añadir los picatostes antes de servir (para que no se reblandezcan)
  • Servir y disfrutar

¿Te animas a probarla?
En mi casa ha triunfado, ahí lo dejo 😜

Ensalada ZaCinJe

Ensaladas

Una ensalada otoñal donde los reyes e ingredientes base son la calabaza, el calabacín y el jengibre = Ensalada Za-Cin-Je.

Es una receta que improvise ayer en casa para añadir un poco más de verde a la cena. Vi que había una calabaza solitaria en la nevera y decidí montar esta ensalada ZaCinJe.

La clave de este plato está en los ingredientes pero también en la vinagreta. Son el pack perfecto 😉

INGREDIENTES para 4 personas:

Para la ensalada

  • Media calabaza asada
  • 1 calabacín grande
  • 100 gr de queso feta
  • Nueces
  • Rúcula (opcional pero le dará un toque mas “fresh” a tu plato)

Para la vinagreta

  • 4 cucharaditas de miel
  • 3 rodajas de jengibre fresco (es una orientación, puedes ponerle más o menos…)
  • Un buen chorro de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • Vinagre de manzana al gusto
  • Sal al gusto
  • Pimienta (bien generoso)

ELABORACIÓN

Calabaza asada:

  • Preparar la calabaza asada. Para ello, un día con tiempo, puedes cortar la calabaza por la mitad y untarla con aceite y sal.
  • Colocar boca abajo en una bandeja de horno a 180 ºC durante unos 45 minutos.
  • Retirar la piel (si la calabaza está bien asada, la piel saldrá súper fácil) y guardar en la nevera para tu próximo plato.

Ensalada

  • Cortar la calabaza a tacos y calentar en el micro durante 1-2 minutos
  • Lavar el calabacín y, con un pelador de verduras, hacer rodajas muy finas y colocarlas en el plato o ensaladera.
  • Añadir la calabaza cortada a tacos junto con el queso feta desmenuzado por encima.
  • Añadir las nueces troceadas y la vinagreta por encima.
  • Servir y disfrutar.

Vinagreta:

  • Añadir en un vasito la miel, y el jengibre pelado y picado muy pequeñito y remover.
  • Añadir después el aceite, el vinagre, la sal y la pimienta al gusto
  • Remover y aderezar la ensalada.

Tip extra: Tengo un gran amigo y compañero de trabajo que es sommelier y me ha sugerido que con esta ensalada pegaría un vino rosado, fresco con toques frutales o incluso un cava rosado seria perfecto. Eso si, me ha recordado que es importante ir con cuidado porque las vinagretas y los vinos pueden ser malos compañeros…

Sacatun tan tan

Ensaladas

Todos recordaréis tarareando y con cariño el mítico anuncio de atún calvo en el que repetían sin parar esta frase tan pegadiza «sacatan sacatun tan tan» … Y es por eso que he decidido titularla así, porque es una ensalada donde la proteína que reina es… ¡EL ATÚN!

La verdad es que esta receta surgió en un momento de inspiración en la cocina para conseguir una receta express pero sin dejar de sorprender al paladar. Como ya sabréis en Salpimiéntate el comer sano-saludable-rápido son siempre un pack así que nada os dejo esta receta Sacatun que estoy segura que no os defraudará:

INGREDIENTES (Para dos personas)

  • 1 Lata de atún (puedes utilizar bonito del norte si el bolsillo te lo permite jejeje)
  • 1 Aguacate
  • 1/2 Pepino
  • 1 Limón
  • Mezcla de lechugas
  • 1 Cebolla morada
  • Cilantro al gusto

Aliño

  • 1/2 Yogur natural (sin azúcar)
  • Aceite
  • Sal y pimienta al gusto
  • Zumo de 1 limón

PREPARACIÓN

  1. Cortar la lechuga, lavar y centrifugar
  2. Disponer la lechuga en un bol o ensaladera
  3. Lavar y cortar el pepino en medias rodajas y añadir a la ensalada
  4. Cortar la cebolla en láminas muy finas y el aguacate a taquitos e incorporar a la ensalada
  5. Colocar el atún por encima y añadir unas rodajas muy finas de limón previamente lavado.
  6. Cortar el cilantro y espolvorear por encima
  7. Elaborar el aliño poniendo en un vasito a parte el yogur, el zumo de limón la sal y la pimienta. Mezclar y servir por encima de la ensalada. (Siempre aconsejo servir el aliño justo en el momento en el que se vaya a servir la ensalada, así no se te pocha la lechuga 😉 )
  8. Salpimientar al gusto. Servir y disfrutar.

TIP ESPECIAL TO GO: El otro día hice este mismo menú para un picnic con amigos en la playa. Me llevé todos los ingredientes a parte y el aliño lo preparé todo menos el zumo de limón, que lo serví al instante una vez en la playa.

Además le puse pasta para hacer más contundente el plato y la verdad es que triunfó! Aquí os dejo una foto para que veáis el «rollito» que transmitia este picnic tan healhty

También os dejo el link al anuncio del que os he hablado al principio, el cual me ha servido de inspiración para darle nombre a esta deliciosa receta

Cherrys macerados

Ensaladas

La gente que me conoce ya lo sabrá, pero siempre que voy a un restaurante hago fotos a todo! Al local, la carta y a los platos. Así después puedo recrear las recetas en casa y les añado mi toque personal. Diríamos que es una forma diferente que tengo de coger inspiración.

En este caso, hay una ensalada de tomates que me encanta, y nada como en estos días no podemos salir a comer (aún) pues he decidido recrear (y mejorar) esa receta en casa.

Yo la he llamado cherrys macerados y la verdad es facilísima de preparar. Dejas el bote en la nevera y cuando lo necesites pones unas hojas de lechuga en un bol y añades el macerado de tomates y… et voilà!

INGREDIENTES para 4 personas:

  • 400 g de tomates cherry (si son de colorines mejor)
  • ¼ de cebolla morada (o puedes utilizar también cebolla encurtida)
  • 100 g de queso feta
  • 100 ml AOVE (Aceite de oliva virgen extra)
  • 30 ml Vinagre balsámico de Módena
  • 50 ml de vinagre de manzana
  • 1 cucharadas de postre de mostaza “a la antigua”
  • 4 cucharadas de postre de miel
  • 2 cucharadas de postre mermelada de fresa
  • Lechuga francesa (para el emplatado final)

PREPARACIÓN:

  1. Lavar y secar un bote grande de cristal.
  2. Lavar y cortar los tomates en cuartos, cortar la cebolla morada en tiras y el queso feta en dados.
  3. Añadir todos los ingredientes en el bote de cristal y añadir el aderezo (aceite, vinagre de Módena, vinagre de manzana, mostaza, miel y mermelada). Si cuando has acabado con el aderezo no han quedado todos los ingredientes sumergidos, añade más aceite de oliva hasta cubrir todo.
  4. Cerrar el bote y agitar.
  5. Dejar reposar en la nevera el tiempo que quieras desde 10 minutos hasta 24h y listo. Eso sí, cuánto más lo dejes en la nevera más impregnados y sabrosos quedarán tus tomates.
  6. Colocar en un bol una cama de lechuga francesa o similar.
  7. Incorporar los tomates y utilizar el líquido como vinagreta (te va a sobrar líquido, no lo eches todo o te quedará una sopa de lechuga).
  8. Servir y disfrutar.

 

Este macerado de tomates es una receta multiusos porque pega CON TODO!

  • En casa lo hemos tomado también con unas judías y patatas hervidas. Que eran muy pobres y este macerado de tomates con feta le devolvió la vida al plato
  • Nos ha servido para acompañar pescados
  • Va fenomenal para acompañar quinoa, cous cous y legumbres (lentejas y garbanzos son mis preferidas)
  • Y aún tenemos la duda de cómo quedará con pasta o como guarnición de pollo… ya veremos 😉

Tabulé 3 hierbas

Couscous

IMG_8414

La receta de hoy tiene aún ese toque “summery” que nos ayudará a aterrizar de una forma más agradable y suave en este mes de septiembre que acaba de comenzar. La gracia de este plato es que contiene tres hierbas que no todo el mundo suele juntar pero esta mezcla le da ese toque diferente de otros tabules.

Las cantidades dependen de lo atrevidos que seáis pero recomiendo utilizar mucho perejil (1 puñado) y mucha menta o hierbabuena (1 puñado) y usar en menor cantidad el cebollino o cilantro (medio puño o menos).

La elaboración de este plato es muy sencilla porque se trabaja en crudo y solo se tiene que cocer el cous cous y tostar los piñones. Para que os hagáis una idea, me he pasado más tiempo buscando ingredientes que cocinando. La historia tiene su gracia porque intentando buscar las 3 hierbas claves de este plato me he dado cuenta de que no quedaba cilantro en ninguno de los 5 supers analizados. Entonces he llegado a la conclusión de que quizás los lunes las existencias de cilantro están agotadas para todo el mundo ya que todos me han contestado lo mismo “el cilantro llega mañana”. Así que como no iba a renunciar a la cocina del día he decidido buscar un sustituto* y he utilizado cebollino. Ya sé que son diferentes pero ha sido un cambio que al probar el plato ha encajado perfecto. Así que ya sabéis, si compráis los ingredientes un lunes no busquéis cilantro comprad cebollino! 😉

INGREDIENTES

(4 personas)

IMG_8416

  • 250 gramos cous cous
  • 210 gramos agua
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 pimientos verdes
  • 2 tomates
  • 1 cebolla morada pequeña
  • 2 tomates
  • 30 gramos de piñones
  • Zumo de 1 limón
  • Pimienta al gusto
  • Cilantro o cebollino*
  • Perejil
  • Hierbabuena/Menta

PREPARACIÓN

  1. Hervir el agua.
  2. Mientras tanto en un bol añadir el cous cous + 1 cucharada de aceite + una pizca de sal y mezclar con un tenedor.
  3. Añadir el agua con el cous cous  en un bol y tapar con un plato para que el vapor no se vaya y se cueca bien el cous cous.
  4. Lavar y cortar en cuadraditos los pimientos, la cebolla y los tomates. (Es importante “despepitar” y sacar el agua de los tomates para así dejar solo la parte rígida, es decir la pared del tomate). Sino el plato te quedará aguado.
  5. Tostar los piñones en una sartén (sin aceite).
  6. Mezclar todos los ingredientes en un bol/tupper.
  7. Exprimir el zumo de un limón y añadir a la mezcla.
  8. Cortar las 3 hierbas en trozos pequeños (y acuérdate de escoger entre cebollino o cilantro, todo dependerá de si es lunes o no) 😉 . Las cantidades val al gusto pero para orientar un poco en la descripción del plato os he dado una referencia.
  9. Añadir una pizca de sal, una cucharada de aceite, pimienta y mezclarlo todo.
  10. Servir y disfrutar.

El post de hoy forma parte de una colaboración con CoCooking, una plataforma digital que permite crear y disfrutar de eventos durante los descansos de la jornada laboral. Decidí colaborar con ellos porque me sentía muy identificada con una de sus dinámicas, la de tupper sharing.
Durante mis prácticas en Cambridge, al tener una jornada completa tenía siempre mi «lunch break». Comía de tupper cada día y es así como surgió a lo que llamé «salpimiéntate con antelación» pero aun y así al haber innovado mis tuppers, muchas veces comía sola y las comidas se me hacían eternas. Y después de conocer CoCooking pensé que mis comidas en Cambridge hubiesen sido más divertidas si CoCooking hubiese estado implementado en mi espacio de trabajo ya que éramos muchas personas compartiendo edificio y nadie se conocía. Así que ahora estoy colaborando con ellos con recetas para la dinámica de tupper sharing.

Salpimiéntate con antelación

Quinoas

 

IMG_3407

Comer de tuper, es algo que la verdad nunca me ha gustado. Cuando vivía en Pamplona hacia lo posible por llegar a casa y poder cocinar al momento. Pero hay veces que por tiempo, logística y economía el tupper es la única solución.

¿Por qué todo este rollo del tupper? Pues porque ahora estoy haciendo prácticas en Cambridge y mi casa esta aproximadamente a 40 minutos en bici del trabajo, tengo unos 20 minutos para comer por lo tanto, no me da tiempo de ir a casa y volver a tiempo al trabajo… Como podréis ver, el tupper es la única solución al problema de las comidas durante la semana.

Así que bueno, aquí estoy. Llevo ya dos meses en Inglaterra y la verdad esto de los tuppers es más difícil de lo que pensaba.

Con difícil me refiero a que a veces cuesta echarle imaginación al tema. Ya sabemos que siempre se puede acudir a la mítica pasta con tomate, al arroz con pollo… Pero dándole vueltas he pensado que hacer tuppers siguiendo la línea de salpimiéntate, es decir saludables, variados, divertidos, rápidos y baratos sería una buena idea para continuar con el blog desde Inglaterra. Esta será una nueva categoría a la que he llamado salpimiéntate con antelación. El nombre lo dice todo ¿no? 😉  Además, estoy segura que a muchos de vosotros os irá de perlas ya que comer en la uni/trabajo es algo que hacemos muchos.

Y nada después de este rollo os doy ya la primera idea de tupper.Son ideas variadas, a veces incluso demasiado. Se nota que algunas comidas son las típicas de: Vamos a mezclarlo todo porque esto caduca YA!!! (los que vivís solos me entenderéis). Pero bueno una hace lo que puede jajaja. Espero que os guste!

INGREDIENTES:

  • 2 Huevos duros
  • Verduras variadas (aquí por ejemplo: Brócoli, pimiento rojo y puerro)
  • Quinoa (También puedes utilizar cous cous o arroz)
  • “Sweet potato”/ Boniato
  • Aceite y sal

 

PREPARACIÓN:

Aquí la preparación es diferente, va a lo grande!!!

Aquí en Inglaterra hago la compra aproximadamente cada semana, tengo el supermercado a 1 minuto caminando y por temas de espacio toca renovar la nevera cada semana.

Lo que hago es comprar verduras variadas y cuando vuelvo del trabajo las preparo TODAS. Es decir, las lavo y corto. Después las coloco en una bandeja del horno les echo un chorrito de aceite y una pizca de sal y AL HORNO. Son aproximadamente 10- 15 minutos a 180 grados.

Aprovechando que el horno está caliente lavo los boniatos, y los envuelvo en papel de aluminio y los meto en el horno. Esto lleva tiempo (normalmente los dejo como 1:30h en el horno) por eso cuando estoy por casa usando el horno aprovecho y los cocino.  Una vez cocinados, retiro el papel de aluminio, los pelo y los guardo en un tupper para cuando los necesite. Queda como un puré de patatas riquísimo!

Al mismo tiempo hiervo agua (uso el mítico termo para hacer té) Calienta el agua mucho más rápido. Cuando ya el agua esté hirviendo la coloco en dos cazos, uno para cocer la quínoa y en otro para hervir los huevos.

El resultado, en unos 7 minutos tienes los huevos listos y en unos 10 la quínoa.

Lo que hago es hervir mucha quínoa al igual que algún huevo de más y así ya los tengo listos para el resto de la semana. Lo mismo con las verduras, hago muchas y las guardo en un tupper.

A la hora de preparar la comida, por la noche lo que hago es coger un poco de verduras, otro poco de quínoa, dos huevos y un poco de boniato (sweet potato), un poquito de sal y listo! Y lo que sobra lo guardo en la nevera para la cena o para el tupper del día siguiente. Fácil no?

 

 

Inspiración en un aeropuerto

Couscous

IMG_8179.JPGTiempo: 20 minutos

Hace un tiempo me fui a Dublín y con todo el jaleo de imprimir la tarjeta de embarque, maletas, trenes etc. Conseguí llegar PRONTO al aeropuerto pero me olvidé del pequeño detalle de hacer el mítico bocata envuelto en papel de aluminio para comer en el avión o durante la espera y así ahorrarme algo de dinero. Fue entonces cuando merodeando por el aeropuerto y tras inspeccionar un poco las opciones gastronómicas que se me ofertaban, decidí comprar un cous cous que tengo que decir que estaba BUENÍSIMO!

Así que frente a semejante exquisitez decidí hacer una foto a la lista de ingredientes para poder repetirlo en casa. Y nada aquí tenéis la versión casera de ese delicioso cous cous que me comí en el aeropuerto de Dublín.

Ingredientes ( Para 2-3 personas)

  • 2 tazas de Cous cous.
  • 1/2 Berenjena.
  • 1/2 Calabacín
  • 1 Pimiento rojo / amarillo ( el que más te guste )
  • 1/2 cebolla
  • perejil ( al gusto )
  • 2 puñados de tomates tipo cherry
  • medio vasito de zumo de limón
  • una cucharadita de ajo molido
  • vinagre
  • sal
  • pimienta

PREPARACIÓN:

  1. Hacer el cous cous y reservar*
  2. Lavar y cortar todas las verduras.
  3. Saltear con aceite de oliva la berenjena, cuando esta esté un poco más blanda y doradita añadimos la cebolla y después el calabacín. Recomiendo este orden porque la berenjena es lo que más tarda en cocerse, después la cebolla y por último el calabacín. Si lo hacemos con otro orden nos quedará un calabacín chamuscado y una berenjena cruda ( y las berenjernas crudas no es que estén especialmente buenas )
  4. Añadir al salteado los pimientos y un poquito de ajo molido ( recomiendo usar pimiento amarillo para dar más vida al plato ya que el verde lo tenemos ya por el calabacín y el rojo por los tomates, pero bueno que todos son buenísimos pero si nos fijamos un poco más en la estética os doy ese tip 🙂 ) . Saltear un poco pero sin pasarse, un punto medio ( ni crudos ni cocidos , que no queden duros pero tampoco blandos, entendeis por donde voy no ?)
  5. Retirar la mezcla del fuego y reservar.
  6. Cortar el perejil y exprimir el limón
  7. Añadir el cous cous, la mezcla de verduras salteadas, los tomates cherry, el zumo de limón, aceite, vinagre y espolvorear el perejil por encima.
  8. Servir y disfrutar.

 

* Hay muchas formas de hacer el cous cous pero la que más utilizo yo ( y creo que es la más rápida ) consiste en:

  • Hervir agua
  • Mientras tanto en un bol añadir las dos tazas de cous cous, 2 o 3  cucharadas de aceite de oliva, una cucharadita de sal y una pizca de pimienta. Mezclarlo todo.
  • Cuando el agua ya hierva, añadir el doble de agua que la cantidad de cous cous. En este caso echaríamos 4 tazas de agua en la mezcla de cous cous
  • Tapar el bol por 2 minutos
  • Destapar el bol, mezclar con un tenedor y volver a tapar por 1 minuto más.
  • Probar y ver si está ya listo,  si sigue duro, añadiremos un poquito más de agua, pero con mucho cuidado porque si nos pasamos nos quedará una sopa de cous cous.
  • Y listo.

Aquí hay tomate!

Ensaladas

IMG_2158

El tomate es el ingrediente estrella del verano, lo tomamos en ensaladas, hacemos gazpachos, bocadillos…. ¿Y por qué no rellenarlos?

Esta receta es perfecta ya que conseguimos un plato fresquito y de fácil preparación, además se aprovecha el tomate al 100% ( ahora lo comprobareis).

INGREDIENTES ( para 4 personas)

  • Tomates grandes ( uno por persona, a veces dos… depende del estómago de cada comensal)
  • 400g Arroz blanco
  • Olivas negras ( al gusto, yo suelo utilizar medio bote )
  • Huevo duro ( uno por persona más o menos )
  • Mayonesa ( 4-5 cucharadas)
  • Ensalada ( un poco para los tomates y el resto se colocara como base del plato)
  • una cucharadita de sal

 

PREPARACIÓN:

  1. Hacer el arroz y en otro fogón preparar huevos duros.
  2. ( Mientras se hace el arroz  y los huevos ) Lavar los tomates y vaciar su interior sin romper el tomate ( seria como hacer cuencos de tomates)
  3. Reservar el vaciado de los tomates para hacer después u otro día pan con tomate. (veis, os he dicho que no se tiraba nada 😉 )
  4. Cortar las olivas en rodajas, y la ensalada en tiras.
  5. Mezclar el arroz con las olivas, ensalada, la mayonesa, una cucharadita de sal y huevo duro rallado. ( reserva un huevo duro para darle un toque al final.
  6. Rellenar los tomates con la mezcla de arroz. ( como en la foto )
  7. Es recomendable presentar este plato con una base de ensalada, colocando encima los tomates. Se puede rallar el huevo duro reservado anteriormente en la parte superior del tomate y colocar dos o tres olivas negras enteras.
  8. Servir y disfrutar

* Si sobra arroz se puede guardar para el día siguiente.

*También se puede sustituir el huevo duro por atún en lata.

IMG_2168IMG_2181

Salteado de verduras

Carnes, Verduras

 

Processed with VSCOcam with f2 preset

Tiempo: 10 min

Se están a punto de acabar las clases, ya no queda nada para empezar la Semana Santa. Y claro, eso significa dejar de comprar y empezar a vaciar la nevera porque, no queremos nuevos compañeros de piso sueltos por la cocina a la vuelta de vacaciones, no gracias.

Aunque se estén a punto de acabar las clases, el horario y  el corre corre de cada día te acompaña. Es la hora de comer, tienes prisa y mucha hambre, pero no quieres recurrir al a típica pasta ¿verdad? Tanta pasta de emergencia acaba cansándonos. ¿Quieres algo distinto, fácil, rápido y sabroso? Pues aquí te dejo una receta muy muy fácil que alegrará un poquito a tu paladar y ya de paso a tus ojos.

Un salteado de verduras con pollo, un plato con mucho color que te dejará con muy buen sabor de boca. Es la perfecta solución para deshacerse de todos esos vegetales que están al límite y que no van a aguantar en la nevera para cuando vuelvas de vacaciones. Los pelas todos, los mezclas y los salteas. Después les das un poco de gracia, ya sea con sal y pimienta o soja y un poquito de aceite de oliva o ya si te motivas le añades semillas de sésamo como yo jajaja.

INGREDIETNES:

para una persona

  •  2 Zanahorias
  •  Media cebolla o un puerro
  • 1 Calabacín
  • 2 filetes de pollo.

*Estos 3 vegetales son los que siempre tengo en casa pero también puedes añadirle berenjenas, champiñones… Bueno todo lo que quieras, están buenísimos todos.

PREPARACIÓN:

  1. Precalentar la sartén con un chorrito de aceite de oliva.
  2. Mientras tanto, lavar todos los vegetales.
  3. Pelar las zanahorias y las cebollas. El calabacín lo puedes pelar parcialmente, es decir no lo peles todo pero tampoco lo dejes todo verde. Ya que la piel del calabacín puede darle un sabor amargo al plato, entonces reducimos la posibilidades de que nuestro plato quede un tanto amargo pero a su vez conservamos un poco de color que le dará más «vidilla» al plato.
  4. A medida que vas cortando los vegetales, incorpóralos a la sartén para ganar tiempo. Es recomendable empezar por la zanahoria , después la cebolla cortada a daditos y por último el calabacín ya que es el que tardará menos en dorarse. ( la zanahoria y el calabacín los puedes cortar usando el pelador, quedarán unas tiras muy finas, como unos tallarines. A mi me encanta prepararlos así)
  5. Saltear todos los ingredientes ( empezar con la zanahoria y a medida que vas cortando las cebollas y los calabacines, como ya bien he dicho antes) a fuego vivo hasta que se doren.
  6. En otra sartén o una vez ya dorados los vegetales, hacer el pollo. Cuando ya esté hecho cortarlo en daditos con unas tijeras y añadirlo a la mezcla de vegetales.
  7. Mezclar todo en la sartén a fuego lento, añadir sal y pimienta o soja ( lo que más te guste o lo que tengas por casa) y aceite de oliva. Al final de todo puedes añadir las semillas de sésamo, a mi me encanta ese toque final.
  8. Servir y disfrutar.