Sacatun tan tan

Ensaladas

Todos recordaréis tarareando y con cariño el mítico anuncio de atún calvo en el que repetían sin parar esta frase tan pegadiza «sacatan sacatun tan tan» … Y es por eso que he decidido titularla así, porque es una ensalada donde la proteína que reina es… ¡EL ATÚN!

La verdad es que esta receta surgió en un momento de inspiración en la cocina para conseguir una receta express pero sin dejar de sorprender al paladar. Como ya sabréis en Salpimiéntate el comer sano-saludable-rápido son siempre un pack así que nada os dejo esta receta Sacatun que estoy segura que no os defraudará:

INGREDIENTES (Para dos personas)

  • 1 Lata de atún (puedes utilizar bonito del norte si el bolsillo te lo permite jejeje)
  • 1 Aguacate
  • 1/2 Pepino
  • 1 Limón
  • Mezcla de lechugas
  • 1 Cebolla morada
  • Cilantro al gusto

Aliño

  • 1/2 Yogur natural (sin azúcar)
  • Aceite
  • Sal y pimienta al gusto
  • Zumo de 1 limón

PREPARACIÓN

  1. Cortar la lechuga, lavar y centrifugar
  2. Disponer la lechuga en un bol o ensaladera
  3. Lavar y cortar el pepino en medias rodajas y añadir a la ensalada
  4. Cortar la cebolla en láminas muy finas y el aguacate a taquitos e incorporar a la ensalada
  5. Colocar el atún por encima y añadir unas rodajas muy finas de limón previamente lavado.
  6. Cortar el cilantro y espolvorear por encima
  7. Elaborar el aliño poniendo en un vasito a parte el yogur, el zumo de limón la sal y la pimienta. Mezclar y servir por encima de la ensalada. (Siempre aconsejo servir el aliño justo en el momento en el que se vaya a servir la ensalada, así no se te pocha la lechuga 😉 )
  8. Salpimientar al gusto. Servir y disfrutar.

TIP ESPECIAL TO GO: El otro día hice este mismo menú para un picnic con amigos en la playa. Me llevé todos los ingredientes a parte y el aliño lo preparé todo menos el zumo de limón, que lo serví al instante una vez en la playa.

Además le puse pasta para hacer más contundente el plato y la verdad es que triunfó! Aquí os dejo una foto para que veáis el «rollito» que transmitia este picnic tan healhty

También os dejo el link al anuncio del que os he hablado al principio, el cual me ha servido de inspiración para darle nombre a esta deliciosa receta

Patata asalmonada

Ensaladas

IMG_2346

La receta de hoy no es nada del otro mundo. Es otra idea para nuestra sección de salpimiéntate con antelación es decir para triunfar y disfrutar de nuestros tuppers allá donde vayamos como por ejemplo en la universidad o para algunos ya en la ofi.

Tiene ingredientes fáciles de encontrar en un supermercado pero la clave del plato está en la salsa. Como dicen en inglés la salsa es un ”dressing” porque viste al plato, le da ese puntillo especial y diferente. Así que manos a la obra y recordad: ¡No os dejéis la salsa en casa!

INGREDIENTES: (4 Personas)

  • 750 gramos de patata pelada
  • 2 cebollas moradas
  • 1 pepino
  • 150 gramos de salmón ahumado
  • 70 gramos aproximadamente de lechuga (por ejemplo: mezcla de rúcula, espinacas)
  • 1 yogur griego natural
  • 4 cucharaditas de vinagre de vino blanco
  • 2 cucharadas de miel
  • Una pizca de sal
  • Eneldo al gusto

PREPARACIÓN

  1. Lavar, pelar y cortar en cuartos las patatas.
  2. Hervir las patatas hasta que se cuezan.
  3. Mientras las patatas se están cociendo, preparar en un bol la salsa. Mezclar el yogur con vinagre de vino blanco, la miel, la sal y eleneldo. ¡Y la salsa ya estaría!
  4. Cortar la cebolla en juliana y el pepino en rodajas y después dejarlos en remojo en la salsa hasta que las patatas estén listas.
  5. Sacar las patatas y escurrir el agua.
  6. Cortar el salmón a tiras.
  7. Colocar en una fuente/tupper la base de patata, después colocar la lechuga, el pepino, cebolla y por último el salmón.
  8. Añadir la salsa. Si ves que hace falta más salsa, porque eres muy salsero, puedes hacer más. Pero recuerda las proporciones 3:2:1 (yogur, vinagre, miel). Si quieres evitar correr el riesgo de que la salsa chorree por el camino puedes guardarla en un botecito con rosca a parte y la añades al plato una vez llegues a la oficina.
  9. Refrigerar hasta la hora de servir. Es muy importante servir este plato frío así que no te olvides de guardarlo en la nevera una vez llegues a la oficina.
  10. Servir y disfrutar.