Crema de contrastes

Cremas y Sopas

Esta es una receta hecha con amor. Con amor de madre.

Reconozco que cuando era pequeña la crema de calabaza me horrorizaba…. podía quedarme horas en la cocina con el bol delante sin apenas probarla. Y sí, la he desayunado varias veces por no habérmela terminado para cenar…

Pero una aprende con el tiempo y ahora … ME ENCANTA. Y esta crema aún más. Yo creo que es la combinación ingeniosa de ingredientes y, me atrevería a decir que, esta receta lleva el sello de mi madre con el toque de jengibre. Éste es un ingrediente que le encanta y lo pone siempre que puede. Por eso, todos los platos con jengibre me recuerdan a ella.

Y es que un día decidió (o escuchó) que la combinación de manzana, jengibre y calabaza podía ser buena. La probo y nos encantó el contraste de los 3 ingredientes en una misma crema. Es por eso que quiero compartirla con vosotros porque es una crema I-N-C-R-E-I-B-L-E tan increíble como mi madre👩‍👧❤️

INGREDIENTES:

  • 1 Calabaza (tipo violín)
  • 1 puerro
  • 1 manzana golden grande o 2 pequeñas
  • Jengibre fresco
  • Agua
  • Sal
  • Pimienta al gusto

PREPARACIÓN:

  1. Pelar todos los ingredientes
  2. Añadir los ingredientes en una olla junto con agua (no tiene que cubrir) y cocer unos 25 min.
  3. Si ves que te queda muy espesa puedes añadir más agua (en casa nos gusta más espesita por eso no ponemos tanta agua)
  4. Triturar y añadir sal, pimienta y jengibre fresco rallado al gusto.
  5. Servir con semillas encima (si quieres) y disfrutar.

¿Fácil eh? 🧡🎃

Si la cocinas no dudes en mencionarme, me haría mucha ilusión saber que has sorprendido a tus comensales con esta súper crema 🧡🤗

Poke Mediterráneo

Quinoas

Los poke bowls están muy de moda y, si os soy sincera, a mi me encantan. La variedad de combinaciones que ofrece y el concepto plato único me ha parecido siempre una genialidad ❤️‍🔥

Entonces pensé… ¿Por qué no hacemos lo mismo con ingredientes de nuestra tierra? Con ingredientes de la dieta mediterránea que son estupendos y deliciosos.

INGREDIENTES:

  • Tomates cherry
  • Berenjenas
  • Aguacates
  • Garbanzos en formato hummus con mucho pimentón y semillas de sésamo jejje
  • Lechuga (recomiendo rúcula o canónigos)
  • Grano integral (en este caso quinoa)
  • Zumo de limón
  • Aceite, sal y pimienta

TRUCO SALPIMIENTATE 📝
El secreto para triunfar con este plato consiste en dejar las berenjenas ya cortadas en sal durante 30-60 mins y después saltearlas con comino (la especia mágica), aceite, sal y pimienta 😉

Después cueces la quinoa y cuando lo tengas todo listo mezclas todos los ingredientes en un bowl y lo aliñas con zumo de limón, aceite, sal y pimienta y….a disfrutar.

Gambas Teriyaki

Arroces

Viajar en tiempos de cononavirus es algo impensable ¿verdad? Es por eso que hoy dedico esta receta a todos los viajeros salpimienteros que me siguen por aquí ya que esta receta nos permitirá viajar gastronómicamente durante la hora de la comida. ¿Planazo no?

¿Que a donde nos vamos? Pues a Asia, eso si, te dejo a ti escoger el país a ti 😉

Como todos sabemos, un viaje necesita preparación y planficiación. Lo mismo ocurre con este viaje gastronómico, necesitamos esa misma preparación antes de entrar en acción en la cocina.

Con esto me refiero a que, al ser una receta al estilo oriental… necesitamos inspiración. IMAGINACIÓN AL PODER CHICOS. Vajilla, manteles, palillos, bambus, comer en el suelo, música oriental… Créate un board en Pinterest y llénalo de ideas. Sorprenderás a todos tus invitados y los llevarás de viaje durante un ratito. Os lo aseguro, es un plan que no falla. Atrévete a jugar con las ganas de viajar que tenemos todos y crea una experiencia gastronómica ÚNICA.

Por otro lado, es importante saber que al ser una receta con gambas congeladas tienes que acordarte de descongelarlas completamente antes de cocinarlas para así poder optimizar el alimento y todo su sabor. Para descongelaras correctamente puedes dejar la bolsa en la nevera por la noche y al dÍa siguiente a la hora de la comida ya las tendrás listas. ¿Te atreves?

INGREDIENTES (4 personas):

  • 230 g de arroz basmati
  • 350 g de gambas congeladas (también puedes sustituirlas por pollo o ternera)
  • 200 g de judías verdes (las finitas)
  • 1 puerro grande
  • Sésamo al gusto

Para la salsa teriyaki

  • 4 cucharadas de vinagre de arroz
  • 5 cucharadas de miel
  • 3 cucharadas de aceite de sésamo
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de vinagre balsámico (opcional)
  • Zumo de limón (opcional)

PREPARACIÓN:

  1. Descongelar la proteína que hayas escogido la noche anterior. En este caso, he escogido gambas pero puedes hacerlo también con pollo o ternera.
  2. Cocer el arroz según las instrucciones del envase
  3. Tostar el sésamo en una sartén sin aceite. DATO IMPORTANTE: el sésamo caliente puede pegar un pequeño brinco. Pero no te asustes, no corres ningún peligro.
  4. Lavar, trocear finamente y saltear el puerro
  5. Escurrir el agua de las gambas y añadirlas a la sartén. Saltear todo junto.
  6. Mientras salteas las gambas, lava las judías, quita las puntas y córtalas por la mitad.
  7. Saltear las judías en otra sartén con un chorrito de aceite de oliva.
  8. Preparar la salsa. Añadir el vinagre de arroz, la miel, el aceite de sésamo, la salsa de soja y probar. Si ves que falta algo de sabor a la salsa puedes añadir la cucharadita de vinagre balsámico y si te atreves un poco de limón (queda bien con gambas o pollo, no lo recomiendo con ternera)
  9. Echar un poco de salsa al salteado de gambas y reservar el resto.
  10. Servir en una fuente el arroz, las judías por encima y el salteado de gambas y verter la salsa por encima.
  11. Para el toque final, espolvorear el sésamo tostado por encima.
  12. Servir en un ambiente oriental y… ¡A disfrutar!

Rosas de Abril

Couscous

Hoy traigo una receta con el ingrediente y el color estrella de esta temporada. El ROSA 💗

Si os soy sincera, la remolacha siempre me ha costado porque me da pereza mancharme y no sé cómo cocinarla bien. Pero… esto se acabo, vamos a descubrir este súper ingrediente juntos porque mola demasiado como para tenerlo olvidado.

Como todos sabéis la remolacha tiene un color potente así que he decidido teñir el plato de hoy de rosa 🌸

A ver qué os parece

INGREDIENTES (van un poco al gusto pero os recomiendo ser generosos con el limón y el vinagre de manzana)

  • Remolacha
  • Cous cous
  • Pollo
  • Queso feta
  • Limón
  • Hierbabuena
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta
  • Vinagre de manzana

PREPARACIÓN:

  1. Hornear la remolacha envuelta en papel de aluminio 30 minutos a 180 grados.
  2. Pelar y triturar la remolacha en un recipiente con agua. Después hervir ese agua.
  3. Colar el agua hirviendo y cocer el cous cous con ese agua “teñida de rosa” añadiendo el doble de agua que de cous cous, aceite y sal.
  4. Mezclar, tapar y reservar 2 mins.
  5. Cocer el pollo a la sartén y cortar en tiras.
  6. Picar la hierbabuena.
  7. Exprimir el zumo de limón.
  8. Añadir en un bol el cous cous rosa con el zumo de limón, aceite, vinagre de manzana, sal y mezclar bien.
    Después añadir el pollo, el queso feta, la menta y unas rodajas de limón para dar frescura al plato.
  9. Servir y disfrutar.

Ensalada Fantasía

Ensaladas, Quinoas

¿Sabías que los meses de febrero y marzo son temporada de col lombarda? Yo la verdad tampoco lo sabía… Si te soy sincera descubrí la lombarda hace unos años y es más divertida de lo que parece. No solo por su intenso color morado sino porque también es un alimento muy versátil que sorprendentemente pega con muchas cosas.

En este caso, he decidido preparar una ensalada fantasía (como la llamarían algunos). Fantasía por su colores, por la novedad de sus ingredientes y porque al unirlo todo se convierte en una ensalada que anuncia la llegada de la primavera. Una ensalada fresca, colorida, variada y llena de vida. Como la primavera.

Ingredientes (para 4 personas aproximadamente):

  • 100 g Alubia negra (previamente cocida)
  • 200 g Quinoa (previamente cocida)
  • 1/4 Col lombarda
  • 1 lata de Maíz dulce
  • 1 Aguacate
  • Cilantro al gusto
  • 1/4 Cebolla (si tienes encurtida mejor)
  • 1-2 Limones (a mi me gusta con mucho limón)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de manzana
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. Si tienes alubias negras secas, recuerda dejarlas en remojo la noche antes y cocerlas después.
  2. Cocer también la quino según indique el fabricante. *Consejo: Puedes hacer más de la cuenta y así tienes una base perfecta para otro día.
  3. En un bol de ensalada colocar la quinoa, las alubias y el maíz dulce y mezclar bien.
  4. Cortar la col lombarda en láminas finas (puedes saltearla un poco por la sartén si ves que no te va a gustar tomártela cruda a palo seco).
  5. Añadir la cebolla picada finamente y el aguacate a taquitos.
  6. Picar un buen puñado de cilantro fresco y añadir a la ensaladera. Cuanto más cilantro mejor, le dará un buen contraste de sabor.
  7. Aliñar la ensalada con el zumo de un limón, vinagre de manzana, aceite de oliva virgen extra y sal.
  8. Puedes decorar la ensalada con unas rodajas de limón y hojas de cilantro frescas y enteras por encima.
  9. Servir en frío y disfrutar.

Otras ideas:

  • Puedes acompañarlo con ensalada variada (canónigos, mezcla de hojas verdes, rúcula…)
  • Preparar una salsa ligera de yogur para acompañar puede ser una buena idea.. creo que puede quedar bien con este plato.
  • Si te sobra lombarda… Puedes pasarla por el procesador de alimentos (si tienes thermomix: vel.4 durante 10 segundos) y saltear después con más verduras cebolla, calabacín y zanahoria. Tendrás una base perfecta para cualquier plato.
Lombarda triturada cruda
Salteado de lombarda con verduritas
Lombarda salteada y huevo frito
Rigatoni con mix de lombarda salteada y queso feta

Garbanzos tutti colori

Ensaladas, Legumbres

FullSizeRender 2En casa somos muy conscientes del papel que tienen las legumbres en nuestra dieta por eso intentamos innovar siempre que podemos con platos diferentes. Ya que se recomienda consumir de 2-4 raciones de legumbres a la semana por eso intentamos hacer platos variados para no repetir y cuando llega el verano nos ponemos muy pero que muy creativos😍🥗

Dentro de las legumbres encontramos las alubias, los guisantes, los garbanzos, las habas y las lentejas… Esta gran familia de alimentos nos aporta hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales. Las legumbres son también una fuente de proteínas y, si mezclamos las legumbres con cereales, obtenemos un aporte de proteínas de mayor calidad.

INGREDIENTES (para 4 personas)

  • 1 bote de garbanzos cocidos
  • Pimientos de colores distintos (yo he utilizado un resto de pimiento rojo,  pimientos naranjas “baby” y pimiento amarillo)
  • ½ cebolla morada
  • Aceitunas negras al gusto (nosotros utilizamos las aceitunas Kalamata, tienen un sabor intenso que nos encantan)
  • 2 huevos duros
  • Cilantro al gusto (nosotros hemos utilizado un puñado generoso)
  • Jugo de medio limón
  • 3 cucharadas de vinagre de manzana
  • Aceite, sal y pimienta

Como podéis ver hemos jugado con todos colores posibles (amarillo, naranja, rojo, morado, verde, negro, blanco y verde) para hacerla aún mas deliciosa a la vista y empezar a salivar antes de darle el primer bocado jajaja

PREPARACIÓN

  1. Hervir los huevos para conseguir huevos duros (son aproximadamente 10 minutos). Pelar y reservar.
  2. Escurrir los garbanzos e incorporarlos en una ensaladera.
  3. Lavar y cortar los pimientos a tiras y la cebolla en juliana y añadir a la ensaladera.
  4. A continuación, añadir el huevo duro cortado, el cilantro picado por encima y las olivas para decorar.
  5. Una vez tengas todos los ingredientes en la ensaladera puedes aliñarla con zumo de limón, vinagre de manzana, aceite y sal. Puedes también darle un toque de pimienta.
  6. Guardar en la nevera.
  7. Servir en frio y disfrutar.

Pasta yogurnesa

Pasta

img_3906

Hoy haremos una receta de lo más fácil en cuanto a ingredientes y a preparación.
Además, es ese tipo de recetas que encaja en cualquier situación. La puedes llevar a la oficina, que es a lo que va dirigido este post. También podéis cocinarla para vuestra familia (a los niños les encanta) o podéis hacer como yo, me lo llevo de picnic a la playa o a la montaña. Suelo hacer un tupper grande y lo comparto con mis amigos al solete. Como podéis ver, sea cual sea la ocasión este plato triunfa siempre.

INGREDIENTES: (4 Personas)

  • 300 gramos de pasta
  • 1 yogur natural
  • 5 cucharadas de mayonesa
  • 2 pechugas de pollo
  • 1 bolsa de mezcla de lechugas
  • Queso semicurado tipo García Baquero al gusto
  • 1 bote de aceitunas negras
  • 1 pizca de sal
  • 1 chorrito de aceite de oliva

PREPARACIÓN:

  1. Hervir la pasta.
  2. Mientras tanto, en una sartén hacer el pollo a la plancha y reservar.
  3. Escurrir la pasta y echar un chorrito de aceite y sal.
  4. Para darle este toque de yogur al plato, en un bol añadir el yogur con las 5 cucharadas de mayonesa y mezclar. Si ves que la salsa es poca para tu gusto puedes hacer el doble. Eso ya depende de si eres más de pasta con salsa o salsa con pasta 😉
  5. Escurrir y cortar las aceitunas en rodajas.
  6. Cortar el queso a taquitos.
  7. Cortar el pollo en tiras.
  8. En un tupper mezclar todos los ingredientes (pasta+aceitunas+queso+lechuga) y salsearlo todo.
  9. Y por ultimo pero no menos importante refrigerar el tupper una vez llegues a tu lugar de trabajo ya que este plato fresquito apetece aún más.
  10. Servir y disfrutar.

Quinoa a la italiana

Ensaladas, Quinoas

IMG_3405

Con este post os dejo una nueva incorporación en la sección de: “salpimiéntate con antelación”. Es decir, con otra receta de tupper para llevar allá donde vayamos. Pero esta vez con un toque italiano. O así lo llamo yo. Porque seimpre que añado mozzarella, tomate y pesto a un plato ya me siento una auténtica “italiaaaani”.

Así que nada, aquí os dejo las pautas a seguir para que también vosotros os convirtáis auténticos italianis durante la hora de la comida 😉

Los ingredientes son fáciles, no te digo cantidades exactas porque después te explicaré como preparo este tipo de tupers en 5 minutos. Eso sí, requiere preparación previa.

INGREDIENTES

  • Quinoa
  • Aguacate
  • Tomates cherry
  • Mezcla de lechugas (rúcula y espinaca por ejemplo)
  • Mozzarella
  • Pesto

Preparación PREVIA:

Un día que tengas tiempo (para mí normalmente son los domingos) piensa y planifica tus menús de la semana. No hace falta que lo cumplas al 100% pero está bien planificar un poco. Así, el día que te toque preparar los tuppers con prisas o no quieres perder mucho tiempo cocinando te saques un platazo delicioso, saludable y en poco tiempo. ¿Magia no?

Como todos sabemos, la magia no existe. Lo que de verdad existe es la preparación antes del gran truco. Por eso, lo que haremos en este caso (cuidado que os voy a contar el super truco de la vida) es hervir agua en una olla y cocer la quinoa. MUCHA QUINOA. La cantidad que recomiendo es como para 4-5 personas. Una vez cocida la quinoa (son 15 min aprox desde que rompe a hervir el agua), la escurres, dejas que se enfríe y la pones tooooda en un tupper y a la nevera (aguanta 1 semana en la nevera perfectamente).         ¡Y tachan! La «magia» ya estaría.

¿Por qué os digo «magia»? Pues porque ya tienes preparada la base de tus comidas o cenas para 4-5 platos. Es genial porque si un día vas con prisas la mezclas con una ensalada que tenías por ahí colgada en la nevera y listo. Otro día le añades un poco de lentejas, le echas algún que otro aliño y…¡tachan!. O por ejemplo, puedes también mezclarla con pollo y algunas verduritas al horno que puedes tener también preparadas en otro tupper… ¿Fácil no?

Como veis, la quinoa una base «mágica», que combina con todo. Un alimento muy completo, rico en proteína vegetal (perfecto para aquellos que siguen dietas vegetarianas/veganas), es un alimento saciante, con alto contenido en fibra y en muchos micronutrientes. Eso sí, sola no está muy buena así que no te recomiendo comértela a cucharadas… jeje Así que recuerda: combinala con algo siempre!

ELABORACIÓN DEL SUPERTUPPER:

  1. Coger la quinoa mágica de la nevera.
  2. En el tupper que te vas a llevar, añadir 4 cucharadas de quinoa.
  3. Cortar 6 tomates cherry por la mitad o en cuarto. Cortar también medio aguacate en daditos y media mozzarella.
  4. Añadir todos los ingredientes anteriores al tupper.
  5. Por último, añadir pesto al gusto (yo suelo utilizar 3 cucharaditas).
  6. Cerrar bien el tupper, y meterlo en una bolsa para así impedir que se nos pringue la mochila/bolso o donde quiera que llevemos el tupper.
  7. Si puedes, es recomendable guardar el tupper en frío.
  8. A la hora de comer mezclarlo todo, servir y disfrutar.

A este tupper no suelo añadir ni aceite ni sal porque el pesto ya tiene mucho gusto, mucho aceite y ya por sí solo da buen sabor al plato, pero si quieres salpimientarlo un poquito ADELANTE, eso dependerá de tu paladar 😉

Pastaccio

Pasta, Verduras

IMG_0307

La receta de hoy es una modifiación de un carpaccio que probé en un restaurante. Estaba tán bueno que pensé que si le añadíamos un poco más de contundencia y un poco más de «salsuli» podría ser un completísimo plato único y así ahorrarnos el segundo plato que a veces nos cuesta tanto combinar. Con contundencia me refiero a añadirle pasta al carpaccio. De ahí  sacamos el nombre de la receta, es decir, un delicioso PASTACCIO. Como podéis ver no me he complicado mucho con el nombre pero tiene su gracia 😉

Es un plato diferente pero pienso que es una forma creativa de preparar unos espaguetis. A ver qué os parece.

img_0308.jpg

INGREDIENTES:

(4 personas)

  • 60 gramos de espaguetis
  • 25 gramos de queso de cabra en taquitos
  • 100 gramos de calabacín laminado
  • 20 gramos de tomate seco en aceite
  • 1 puñado de nueces o piñones (vamos algo que le de ese toque «cruchy»)
  • Para la salsa:
    • 5 cucharadita de acite del tomate seco
    • 2 cucharaditas de olivada
    • 1 cucharadita de pesto

PREPARACIÓN:

  1. Hervir la pasta y reservar.
  2. Lavar y cortar en laminas muy finas el calabacín y reservar. No, el calabacín no lo cocinaremos, al cortarlo finito quedará elegante y delicioso, no hace falta cocinarlo.
  3. Cortar el queso de cabra y el tomate seco en taquitos. Reservar.
  4. Preparar la salsa: En un bol añadir la olivada, el pesto y el aceite de los tomates secos. Las medias que doy son orientativas, puedes hacer más salsa si quieres, eso dependerá del chef.
  5. Trocear las nueces o si has escogido piñones, puedes tostarlos un poco en la sartén (le dan un gustillo muy bueno).
  6. Mezclar todos los ingredientes en un bol.
  7. Servir y disfrutar.

IMPORTANTE: Si te lo vas a comer inmediatamente aconsejo cocinarlo y servirlo al momento. Sino recomiendo guardar los ingredientes a parte, sobre todo la salsa y juntarlos todos justo antes de comer. Mas que nada os digo esto porque la salsa reposada durante mucho tiempo en el bol puede enegrecer el plato y darle un gusto menos apetecible.

Ah! se me olvidaba, a mí me gusta este plato caliente, pero también a alguno de mis conejillos de indias lo prefieren frío así que… ya me diréis vosotros que versión os gusta más 😉

Tabulé 3 hierbas

Couscous

IMG_8414

La receta de hoy tiene aún ese toque “summery” que nos ayudará a aterrizar de una forma más agradable y suave en este mes de septiembre que acaba de comenzar. La gracia de este plato es que contiene tres hierbas que no todo el mundo suele juntar pero esta mezcla le da ese toque diferente de otros tabules.

Las cantidades dependen de lo atrevidos que seáis pero recomiendo utilizar mucho perejil (1 puñado) y mucha menta o hierbabuena (1 puñado) y usar en menor cantidad el cebollino o cilantro (medio puño o menos).

La elaboración de este plato es muy sencilla porque se trabaja en crudo y solo se tiene que cocer el cous cous y tostar los piñones. Para que os hagáis una idea, me he pasado más tiempo buscando ingredientes que cocinando. La historia tiene su gracia porque intentando buscar las 3 hierbas claves de este plato me he dado cuenta de que no quedaba cilantro en ninguno de los 5 supers analizados. Entonces he llegado a la conclusión de que quizás los lunes las existencias de cilantro están agotadas para todo el mundo ya que todos me han contestado lo mismo “el cilantro llega mañana”. Así que como no iba a renunciar a la cocina del día he decidido buscar un sustituto* y he utilizado cebollino. Ya sé que son diferentes pero ha sido un cambio que al probar el plato ha encajado perfecto. Así que ya sabéis, si compráis los ingredientes un lunes no busquéis cilantro comprad cebollino! 😉

INGREDIENTES

(4 personas)

IMG_8416

  • 250 gramos cous cous
  • 210 gramos agua
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 pimientos verdes
  • 2 tomates
  • 1 cebolla morada pequeña
  • 2 tomates
  • 30 gramos de piñones
  • Zumo de 1 limón
  • Pimienta al gusto
  • Cilantro o cebollino*
  • Perejil
  • Hierbabuena/Menta

PREPARACIÓN

  1. Hervir el agua.
  2. Mientras tanto en un bol añadir el cous cous + 1 cucharada de aceite + una pizca de sal y mezclar con un tenedor.
  3. Añadir el agua con el cous cous  en un bol y tapar con un plato para que el vapor no se vaya y se cueca bien el cous cous.
  4. Lavar y cortar en cuadraditos los pimientos, la cebolla y los tomates. (Es importante “despepitar” y sacar el agua de los tomates para así dejar solo la parte rígida, es decir la pared del tomate). Sino el plato te quedará aguado.
  5. Tostar los piñones en una sartén (sin aceite).
  6. Mezclar todos los ingredientes en un bol/tupper.
  7. Exprimir el zumo de un limón y añadir a la mezcla.
  8. Cortar las 3 hierbas en trozos pequeños (y acuérdate de escoger entre cebollino o cilantro, todo dependerá de si es lunes o no) 😉 . Las cantidades val al gusto pero para orientar un poco en la descripción del plato os he dado una referencia.
  9. Añadir una pizca de sal, una cucharada de aceite, pimienta y mezclarlo todo.
  10. Servir y disfrutar.

El post de hoy forma parte de una colaboración con CoCooking, una plataforma digital que permite crear y disfrutar de eventos durante los descansos de la jornada laboral. Decidí colaborar con ellos porque me sentía muy identificada con una de sus dinámicas, la de tupper sharing.
Durante mis prácticas en Cambridge, al tener una jornada completa tenía siempre mi «lunch break». Comía de tupper cada día y es así como surgió a lo que llamé «salpimiéntate con antelación» pero aun y así al haber innovado mis tuppers, muchas veces comía sola y las comidas se me hacían eternas. Y después de conocer CoCooking pensé que mis comidas en Cambridge hubiesen sido más divertidas si CoCooking hubiese estado implementado en mi espacio de trabajo ya que éramos muchas personas compartiendo edificio y nadie se conocía. Así que ahora estoy colaborando con ellos con recetas para la dinámica de tupper sharing.