Gambas Teriyaki

el

Viajar en tiempos de cononavirus es algo impensable ¿verdad? Es por eso que hoy dedico esta receta a todos los viajeros salpimienteros que me siguen por aquí ya que esta receta nos permitirá viajar gastronómicamente durante la hora de la comida. ¿Planazo no?

¿Que a donde nos vamos? Pues a Asia, eso si, te dejo a ti escoger el país a ti 😉

Como todos sabemos, un viaje necesita preparación y planficiación. Lo mismo ocurre con este viaje gastronómico, necesitamos esa misma preparación antes de entrar en acción en la cocina.

Con esto me refiero a que, al ser una receta al estilo oriental… necesitamos inspiración. IMAGINACIÓN AL PODER CHICOS. Vajilla, manteles, palillos, bambus, comer en el suelo, música oriental… Créate un board en Pinterest y llénalo de ideas. Sorprenderás a todos tus invitados y los llevarás de viaje durante un ratito. Os lo aseguro, es un plan que no falla. Atrévete a jugar con las ganas de viajar que tenemos todos y crea una experiencia gastronómica ÚNICA.

Por otro lado, es importante saber que al ser una receta con gambas congeladas tienes que acordarte de descongelarlas completamente antes de cocinarlas para así poder optimizar el alimento y todo su sabor. Para descongelaras correctamente puedes dejar la bolsa en la nevera por la noche y al dÍa siguiente a la hora de la comida ya las tendrás listas. ¿Te atreves?

INGREDIENTES (4 personas):

  • 230 g de arroz basmati
  • 350 g de gambas congeladas (también puedes sustituirlas por pollo o ternera)
  • 200 g de judías verdes (las finitas)
  • 1 puerro grande
  • Sésamo al gusto

Para la salsa teriyaki

  • 4 cucharadas de vinagre de arroz
  • 5 cucharadas de miel
  • 3 cucharadas de aceite de sésamo
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de vinagre balsámico (opcional)
  • Zumo de limón (opcional)

PREPARACIÓN:

  1. Descongelar la proteína que hayas escogido la noche anterior. En este caso, he escogido gambas pero puedes hacerlo también con pollo o ternera.
  2. Cocer el arroz según las instrucciones del envase
  3. Tostar el sésamo en una sartén sin aceite. DATO IMPORTANTE: el sésamo caliente puede pegar un pequeño brinco. Pero no te asustes, no corres ningún peligro.
  4. Lavar, trocear finamente y saltear el puerro
  5. Escurrir el agua de las gambas y añadirlas a la sartén. Saltear todo junto.
  6. Mientras salteas las gambas, lava las judías, quita las puntas y córtalas por la mitad.
  7. Saltear las judías en otra sartén con un chorrito de aceite de oliva.
  8. Preparar la salsa. Añadir el vinagre de arroz, la miel, el aceite de sésamo, la salsa de soja y probar. Si ves que falta algo de sabor a la salsa puedes añadir la cucharadita de vinagre balsámico y si te atreves un poco de limón (queda bien con gambas o pollo, no lo recomiendo con ternera)
  9. Echar un poco de salsa al salteado de gambas y reservar el resto.
  10. Servir en una fuente el arroz, las judías por encima y el salteado de gambas y verter la salsa por encima.
  11. Para el toque final, espolvorear el sésamo tostado por encima.
  12. Servir en un ambiente oriental y… ¡A disfrutar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s